sexta-feira, 11 de dezembro de 2015


EL CARLOS PELLEGRINI

Pablo Falero tiene un as en la manga para el Gran Premio Carlos Pellegrini

"Si Alma de Acero está en su mejor versión, es bravísimo", dice el jinete uruguayo; ganó cuatro veces esta carrera, la última de ellas hace diez años

Por Carlos Delfino | canchallena.com

Falero, una de las figuras de la gran carrera del sábado.

A Alma de Acero le cabe aquello de que la tercera es la vencida. El caballo ya ha estado dos veces en el hipódromo de San Isidro la tarde en la que se corría un Carlos Pellegrini , pero este sábado será la primera vez que competirá en los 2400 metros más importantes de esta parte del continente.

El alazán fue quinto en su debut en 2012, la tarde en la que el brasileño Going Somewhere dejó segundo al campeón Indy Point. Y el año pasado, antes de que se consagrara Ídolo Porteño, ganó el clásico Tresiete (L), en el segundo de los cinco éxitos consecutivos que alcanzó entre noviembre de 2014 y abril pasado, cuando se mostró imbatible en el césped.

Ahora, a los 6 años, transita otra etapa. Ya no viaja desde San Antonio de Areco, donde era entrenado por Agustín Pavlovsky hasta el mes pasado, y apenas un puñado de kilómetros lo separan de la pista, ya que ocupa uno de los boxes que el entrenador Hugo Pérez tiene en la Villa Hípica de San Isidro. Los propietarios, Darío Larregina, Mateo Romano y Martín Carrera, médicos de Saladillo, no han cambiado y el jinete que vuelve a su montura, Pablo Falero, es uno de los siete que lo han corrido.

El uruguayo guió al caballo en seis ocasiones, siempre en 1600 metros, y una de ellas terminó en triunfo. Luego de casi dos años volverá a apilarse en Alma de Acero, con la expectativa de devolverle el protagonismo que cedió en el último semestre y alcanzar su quinto Pellegrini, a diez años del anterior.

"Ha madurado y evolucionó mucho en los últimos dos años, y lo noté bien las dos veces que lo ejercité. Como es un caballo liviano, hizo una pasada y un partida final sin demasiadas exigencias", revela Falero a canchallena.

Un buen contexto previo para el análisis del gran premio. "El mío corre de atrás y parece que se va a hacer una carrera rápida. La mayoría de los bravos van a estar adelante. Habrá que venir espiando lo que hace Hi Happy y encontrarle libertad para atropellar en la recta, que es lo que más le gusta. Si está en su mejor versión es bravísimo", avisa. Tal vez el jinete tenga un as en la manga.

cd7jt
LA NACION - canchallena
De Turf Un Poco

Nenhum comentário:

De Turfe Um Pouco

De Turfe Um Pouco
Imprensa Internacional