sexta-feira, 8 de janeiro de 2016



Fletchet se impuso  en una tarde mágica de lujo

 




El Gran Premio José Pedro Ramírez (G 1) es la reunión máxima de turf en Uruguay, que se corre tradicionalmente cada 6 de enero en el Hipódromo de Maroñas desde el 2003, año de la  reapertura de este circo y desde ahí se celebra puntualmente cada año en ese escenario, esta vez, pude ser testigo de esa magia que seguramente, solo nos la acerca el maravilloso mundo del turf y los reyes magos.

Maroñas amaneció de fiesta, con sol y un programa de 19 competencias, La campana nos marcò el comienzo del espectáculo de turf más esperado, El Gran Premio José Pedro Ramírez (G 1, 2400m) edición 2016.

El hipódromo abrió sus puertas temprano y brillaba por donde lo mires, eran notables  los pequeños y grandes detalles que mostraban un turf organizado, responsable y comprometido, pensado realmente para toda la familia. Salones de actividades y cuidados para los más chiquitos, estaciones deportivas y de recreación; toda la jornada pude ver a los chicos pintando, dibujando, jugando, haciendo elíptico, recibiendo regalos de los reyes magos que  posaban para cuanta cámara celular se les cruzaba, una chica encantadora no paraba que de hacer globos con la forma que quieras, y aunque casi todas las formas le salían iguales era tan simpática que no importaba mas que las sonrisas que sacaba con esos globos. También las mujeres tenían un espacio especial y exclusivo para ellas, nos contaba una de las coordinadoras del espacio que llamaron “Fustas y tacones” que algunas mujeres mientras esperaban en G. P. Ramírez podían aprovechar y tomar un descanso, tenían la posibilidad de en ese rincón tomarse sin cargo jugos de frutas recién exprimidos, pasar por un masaje relajante, consultar, porque no, su futuro con una tarotista, aprender a hacer bijouterie y no debían olvidar pasar por la estación para esmaltar las uñas y sentirse realmente cuidadas y relajadas, en definitiva, esta es una fiesta para toda la familia.

El gran ganador de la tarde fue FLETCHER, hijo de Ecclesiastic, que se adjudicó el Gran Premio José Pedro Ramírez – Copa El País (G 1 – 2400m), con las sedas de INVASOR, pudieron al fin Pablo Hernández y Juan Vio Bado hacerse al fin de este emblemático y tan importante premio para los Uruguayos, que no tuvieron la suerte de acariciar con el mismísimo INVASOR y que FLETCHER les dejó desquitarse. Este se impuso por claros 4½ cuerpos, a Oggigiorno (BRZ) en un tiempo 2’29’’44, dando un sport de $4.40. La monta fue de Sandro J. Sánchez y la dirección de Luis Cáceres.

Hielo no estuvo presente, y a Old Bunch lo detuvo la burocracia y un oneroso impuesto aduanero en concepto de garantía que le impidió hacerse presente y llegar al país vecino.

Mi Centinela, el defensor de Stud Duplo Ouro era el favorito, el mejor de tres años no pudo esta vez cruzar primero el disco y quedo a 8 cuerpos de Fletcher.

En Maroñas, se escribió el capítulo Gran Premio José Pedro Ramírez 2016 y en letras doradas de molde figurará FLETCHER para pasar a la historia de los grandes del turf uruguayo.

En las otras competencias de grupo pasamos por el Gran Premio Ciudad de Montevideo (G1 – 2000m) el turno de las damas donde cómodamente y floreando Giulia (USA) se impone por nada menos que 10½ cuerpos de Bright Cris (BRZ), en 2'02''04  dando un sport de $ 2.40

El Gran Premio Pedro Piñeyrúa (G1, 1600m) fue de BENIZI que se lo arrebato a Longchamp por una cabeza, aunque hubo bandera de reclamo, éste no prospero y el conducido por Carlos Suarez se quedó con la victoria en un tiempo de 1’36’’59 y con un sport de $5.40

En el Clásico Maroñas (G2, 1000m) se lo adjudicó un AMOR GITANO (BRZ) con la monta de Waldemar Maciel se impone a El Danzarín (BRZ) por 2½ cuerpos en un tiempo de 0'58''40 dando un sport nada despreciable de $15.40

Son tantos los detalles que debería mencionar, como el gran homenaje al maestro Arturo Piñeyro, el desfile de bandas alegóricas, la Orquesta Juvenil del Sodre que interpretó varias versiones sinfónicas de canciones de los Beatles. La fiesta terminó con el ritmo tropical de Lucas Sugo y los infaltables fuegos artificiales que ponían fin a una gran fiesta con más de 17.000 almas.

Destaco la labor del incansable equipo de Maroñas, de Fernanda, de Natalia y de toda la gente que contribuyó cuidando cada uno de los detalles, para el público, para quienes hacían la cobertura de prensa y sobre todo para que el turf siga creciendo. Gracias por la invitación y fue maravilloso poder vivir un evento tan importante en la hípica sudamericana como este gran premio.

Constanza Pulgar 
De Turf Un Poco






















Nenhum comentário:

De Turfe Um Pouco

De Turfe Um Pouco
Imprensa Internacional