sábado, 9 de julho de 2016

 

Cayó del caballo al que corría y lo fracturó la ambulancia que fue en su auxilio

El irlandés Chris Meehan sufrió cortes en el rostro y se rompió la nariz en una carrera de obstáculos en Italia, pero la peor parte se la llevó cuando le pasó por arriba de la pierna el vehículo de emergencia; su padre entrena a los conductores
Meehan deberá esperar al menos dos meses para volver a montar.

En las carreras con obstáculos, las caídas suelen ser moneda corriente. Lo que sale de toda lógica es que el jockey accidentado sufra su lesión más importante porque lo atropelló la ambulancia que fue a auxiliarlo. Eso es lo que le sucedió al irlandés Chris Meehan en el hipódromo italiano de Merano, donde su desplome tras saltar una valla obligó a atenderlo enseguida porque tenía el rostro muy ensangrentado. Sin embargo, lo peor llegaría instantes después, cuando el conductor del vehículo quiso acercarse más y al ir en reversa pasó accidentalmente sobre su pierna derecha estirada sobre el césped.

Meehan, en la clínica.
"Me estaba ahogando en mi sangre y apenas llegó el médico me puso boca arriba. En ese momento se encendió el motor de arranque de la ambulancia otra vez y unos segundos más tarde empecé a gritar desesperado porque había detenido sobre mi pierna. Todos a mi alrededor empujaban para quitarme, pero sentí el ruido; se rompió inmediatamente", describió al Racing Post el jinete, de 22 años, que fue trasladado horas después a Irlanda del Norte para ser operado en su miembro inferior y en la mandíbula, donde necesitó 27 puntos de sutura.



Meehan, que lleva ganadas 13 carreras, no es supersticioso, pero ahora tendrá que pasar al menos dos meses fuera de las pistas por el infortunio. Igual, se tomó con una sonrisa la situación. "Es un accidente que da risa", sostuvo el piloto, en su cama de la clínica y levantando sus pulgares para la foto.

Consumado el hecho, había algo particular para revelar. Su padre capacita a los conductores de ambulancias y muchos integrantes de su familia están involucrados con el servicio. "Mi padre, mi hermano, mi tía son todas personas que trabajan con ambulancias. ¡Mi padre enseña a la mayoría de la gente en Irlanda del Norte e Inglaterra la forma de conducir! Es extraño. No sé si podría hacer las paces", bromeó Chris. Con humor, la convalecencia parece que sería más llevadera.


LA NACION
http://www.lanacion.com.ar 

By: Constanza Pulgar - De Turf Un Poco


Nenhum comentário:

De Turfe Um Pouco

De Turfe Um Pouco
Imprensa Internacional