domingo, 9 de outubro de 2016




HE RUNS AWAY escapó hacia la gloria



De Affirmed (1978) a American Pharoah, la Triple Corona norteamericana vivió capítulos de fábula, presa de un sino con perfiles de maleficio sepultado en 2015 por el campeón. De Telescópico (1978) hasta aquí, el turf argentino debe seguir esperando por un Cuádruple Coronado, pues sucumbió In the Dark, el héroe de la Polla, y la irrupción de He Runs Away, 4º a los remezones en la milla de septiembre, cimbroneó tanto el ranking cuanto el totalizador del Gran Premio Jockey Club-G1 (2000 mts., $ 1.700.000).

El colorado de Don Ernesto y Gustavo Romero pegó el salto, enseñoreándose a la hora de la verdad. Antes, el comando previsible de Sixties Song con sostenidos parciales de 24.07, 46.52 y 1:09.61, con el plebiscitado In the Dark en su persecución, aunque en la curva le costaba el ritmo al apodado “La Bestia”, quizás asqueándole a la superficie blanda o al recorrido, o tal vez a causa de algún trastorno orgánico.

Enderezaron la marcha e ilusionó la disparada del vanguardista, mientras desaparecía de golpe el fornido In the Dark para estupor de la mayoría –cruzaría al tranco-, y se agrandaban las siluetas de Potro Atrevido y He Runs Away.

Allí, muchos miraron para atrás, tratando de adivinar a Hat Ninja o a su hermano paterno Hat Valiente, en un “Ensayo” por salvar los boletos de cubierta o rescatar algún atisbo de lógica. Pero no. A falta de 400 metros (1:34.52), las ilusiones de la camada rodaban por la verde alfombra del cotejo jerárquico más antiguo del país.

Entonces, en un lote atiborrado de dudas, afloró la certeza de He Runs Away para usufructuar al mango su oportunidad. Y con la fe de Rodrigo Blanco, el nieto materno de Honour and Glory (USA) predominó a partir de 170 finales, estirando 2½, ½, mínima y 1½ respecto del regular Hat Sócrates, la arremetida de Cat’s Way, Puerto Escondido y Sixties Song, para matar los dos minutos con un crono de 1:59.75.

A $ 31.05 por boleto, el vástago de Heliostatic (IRE) le dio doblete en la carrera a su piloto, quien la obtenía en 2006 con Gran Estreno. Triplete al Haras Santa María de Araras, criador de Lancettier (2203) y City Banker (2008). E importante espaldarazo al hijo del monstruo Galileo (IRE) en su primera generación argentina.

Con dos triunfos en apenas cinco actuaciones, He Runs Away avizora nuevos exámenes en el Derby de noviembre o en las veinticuatro cuadras de diciembre. Y no en rol de patito feo, ni de cisne negro. Porque el potrillo de la ecurie “The Guante” es el quinto ganador de G1 –Le Ken, Hat Puntano, Sweet Sorrel, In the Dark- de un proceso selectivo endeble, todavía en condiciones e incapaz, paradójicamente, de alojar un crack.

Pablo F. Gallo
Revista TODO A GANADOR

By: Constanza Pulgar - De Turf Un Poco

















 

Nenhum comentário:

De Turfe Um Pouco

De Turfe Um Pouco
Imprensa Internacional