domingo, 26 de fevereiro de 2017




El ECLIPSE que alumbró a una raza

 



El 1º abril de 1764 hubo un eclipse solar visible en el Hemisferio Norte. Justo cuando en Crabourne Lodge (Berkshire, Inglaterra), en la cuadra del Duque de Cumberland, nacía un SPC castaño con una fina marca blanca en la frente y con la pata derecha también blanca. Bautizado Eclipse, sería uno de los caballos de carrera más emblemáticos de la historia.

Hijo de Marske y Spilletta, caballo y yegua que descendían de los famosos pilares Darley Arabian y Godolphin Arabian, debutó ganando en 4000 metros el 3 de mayo de 1769, punto de partida para una serie invicta de 18 actuaciones. Fue entonces cuando se acuñó la frase “Eclipse first and the rest nowhere” (“Primero Eclipse, y el resto en ningún lado”).

Paradójicamente, su apabullante superioridad causó su retirada. Tras 17 meses sin correr debido a que nadie apostaba a sus rivales y éstos le rajaban, pasó a desempeñarse como padrillo. Su éxito en la cabaña resultaría sideral, al extremo de haber engendrado 344 campeones.

El 27 de febrero de 1789, a la edad de 24 años, Eclipse murió de un cólico cerrado. Estudiado al detalle, la autopsia de su cuerpo reveló que su corazón era mucho más grande de lo normal: pesaba 6½ kilos, 2½ más que la media de cualquier pur sang.

En la actualidad, el 80% de los caballos de carrera de todo el mundo tiene algún parentesco lejano con aquel ejemplar de leyenda, nacido en un día como hoy, de anillo de fuego, pero más de 250 años atrás.

Revista TODO A GANADOR







By:   Constanza Pulgar - De Turf un Poco

Nenhum comentário:

De Turfe Um Pouco

De Turfe Um Pouco
Imprensa Internacional