sábado, 25 de fevereiro de 2017


Publicado el 24 de Febrero de 2016

Alfiles, dados y caballos
(Una historia real)

Por Pablo Gallo

 


Durante los años ’80, en el Club de Ajedrez de La Plata, ahí en la ochava de 6 y el diagonal, pegadito al Hotel Corregidor, eran habituales las partidas de dados en las trasnoches semanales, en especial los martes y jueves después de las carreras, con el aterrizaje de muchos personajes del escolazo burrero.

En cierta ocasión, llegó a la Ciudad de las Diagonales un Gran Maestro ruso de los trebejos, las aperturas y los enroques, que en el Viejo Continente se había trompeado de joven con Karpov y Kasparov. Era grande el revuelo en el ámbito de los tableros, y se organizó para un jueves por la noche una velada de simultáneas, a la que concurrieron destacados ajedrecistas platenses luego de una cena de camaradería. Mientras tanto, otros muchachos iban llegando y enfilaban hacia el sótano, para prenderse a las sensuales caricias del cubilete sobre el paño.

El desparecido “Pepe” Giunta trabajaba en el Diario El Día, cerraba las quinielas nocturnas, y ese día un compañero de la Sección Deportes le había pedido de gauchada que se encargara de las simultáneas en el Club de Ajedrez. “Tipo 12, 12 y cuarto, llamá, que te pasen los resultados y escribí un sueltito en la página 10”.

“Pepe” accedió, y minutos antes de las 0.30 agarró el teléfono. Del otro lado escuchó una voz familiar, muy conocida del hipódromo:

- Club de Ajedrez, buenas noches…
- Sí, ¿con quién hablo? Llamo del Diario El Día…
- Soy el Puntano Peralta amigo, ¿qué necesita saber?

Acá vale aclarar que el “Puntanito” fue una institución en el Bosque, y que en esa charla, a la voz de “Pepe” no la reconoció.

- Quería los resultados de las partidas, si me podría pasar…
- Sí, cómo no. Guegué va ganando 5 mil, yo pierdo 3.500, Carlitos Torbidone 2.000, Pancho gana dos lucas, Milanesa viene hecho, el Chufo también, Supermercado ya se peló…

Pablo F. Gallo
Revista TODO A GANADOR






By:   Constanza Pulgar - De Turf un Poco

Nenhum comentário:

De Turfe Um Pouco

De Turfe Um Pouco
Imprensa Internacional