quinta-feira, 25 de maio de 2017


 

ORDAK DAN volvió a poner el corazón

 



Viejos son los trapos, reza el antiguo aserto. Y en la hierba pesadísima de San Isidro, al borde de soplar 9 velitas, el interminable Ordak Dan ($ 13.95) entró en la historia más rica de nuestro turf como el primer ejemplar en obtener en tres oportunidades el Gran Premio 25 de Mayo-G1 (2400 mts., $ 1.700.000).

Pavada de hazaña para el vástago de Hidden Truth (USA), acostumbrado hace rato a conceder enormes handicaps de edad, 9º de la fenomenal Found en la Breeders’ Cup Turf-G1 (2400) de 2015 en Keeneland, 7º de Sixties Song en el fressco Latino-G1 (2400) de Valparaíso, y a la postre 5º de Met Day en el Macón-L. (Hcap., 1800).

Pero en paralelo con otro veterano de nota, Ordak Dan ha redactado un romance con este largometraje patrio, como Try Twice con el Ciudad de La Plata-G2. Cuando llegan a esa instancia, dejan de lado antecedentes, lógica, calendarios, estadísticas e incluso el declive. Desentierran el hacha de guerra para clavar el puñal del honor.

Al pisar el derecho, si habilitaban las ventanillas, a Sixties Song se le podía jugar de infinito. El héroe del “Pellegrini de las Dudas” parecía abonar las certezas de su contundencia trasandina, porque tras accionar custodiando al marcapasos Areco Run, lo acompañaba al girar la elipse, dominaba por los 800 y desembocaba altivo a media pista en el derecho. Goloso. Con pintita preeminente.

Sin embargo, Ordak Dan lo había medido desde el vamos, corriendo 3º al abrigo de la baranda, y al ser llamado por Eduardo Ortega alcanzó a Sixties Song en un par de saltos, para relegarlo con inesperada facilidad pues el Campeón Latinoamericano, lejos de combatir, se entregó mansamente.

Restaban 300 metros y la gloria para el pensionista de “Carly” Etchechoury era un hecho. Juan Cruz se desnudó a bordo de un Sixties Song desgastado durante la travesía, y en el espejo, la larga acometida de Don Archi colocó al “patito feo” de Alfredo Gaitán Dassié un pescuezo por encima del inminente viajero a las Islas Británicas. En 2:38.64, Ordak Dan acababa de relegar por 3 cuerpos a dos ejemplares a los que casi triplica por DNI.

Lejos, en correcta gestión luego de ligar en la partida, Thabor apareció de refresco para preceder a Dulce Sam y al moro Stiver –volvió a asquearle a la distancia- en la parte posterior del chaperío. El Margot no arrancó nunca, atormentado por el estado del terreno.

Originario del Haras Caryjuan, el Caballo de Hierro acusa tantas medallas doradas como hojas de almanaque. En la temporada 2013 debutaba con la escarapela a expensas del popular Soy Carambolo; y repetía en 2015 derrotando al también entrañable Alma de Acero.

Ahora, en un crepúsculo humectado puso de nuevo el corazón para arrebatarle todos los flashes a la estrella de la fiesta, apelando tal vez a ese “Misterio” de la hípica que en un plagio oblicuo e imperceptible de la muerte empareja a los humildes con los pudientes.

Pablo F. Gallo
Revista TODO A GANADOR












 By:   Constanza Pulgar - De Turf un Poco

Nenhum comentário:

De Turfe Um Pouco

De Turfe Um Pouco
Imprensa Internacional