segunda-feira, 17 de julho de 2017

LA GAIA por un lado, FLOWER SPRING por el otro, y el “bis” verdolaga como por un tubo

 



Dos pruebas jerárquicas ofrecía el programa palermitano de este lunes; el primero en disputarse fue el Handicap Pensilvania (1400 mts., $ 229.500) donde la lustrada alazana La Gaia ($ 3.35) las ejecutó sin piedad de los 300 a la raya con 57 kilos en su lomo, poniendo su chapa al tope del marcador de manera soberbia, ensayando un pletórico remate que la depositaría en el disco con 5 cuerpos de ventaja sobre Inca Soleada (56), y de orejitas paradas.

Viajó 2ª expectante la figlia de Archipenko (USA), detrás de la rabiosa puntera Madonna Girl (55½) –plantó bandera por los 380-, ya mostraba ágiles movimientos sobradores al pisar la recta final y cuando Osvaldo Alderete lo decidió, la defensora del Haras La Quebrada coqueteó monologando y de ese modo se hizo acreedora de su primera medalla dorada fuera de las condicionales, cuarta sobre un total de “Diego” de salideras –sin NP a la vista…-; otorgándole otra copa, de las tantas que están en la gran vitrina de su cuna.

Entrenada por “Pili” Bortulé, desde sus comienzos por supuesto, y con lo demostrado esta tarde parece que dio el salto de calidad que tanto añoraban sus allegados; 3ª a la sombra de Inca Soleada llegó The Best Holiday (61) y ½ cuerpo y cabeza más atrás lo hicieron Plainswoman (56½) y Gloria Visión (52½) para completar el marcador rentado.

Siempre sobre arena normal, una hora más tarde, tuvo lugar el Handicap Hyperion (1000 mts., $ 153.000) y algo parecido con el anterior cotejo estelar sucedió con Flower Spring ($ 1.65) –foto-, top-weight del reparto con esos 58½ kilogramos que cargó en su montura Eduardo Ortega Pavón, pues soltó con las chapas y se vino muy fácil hasta la meta.

Hubo 1½ algo “mentiroso” en la impresión, ya que su jockey sólo la puso a correr de firme el último pedacito, sobre La Revelada (55½), placé al al borde del espejo para la exacta de TAG al rebanarle la cabeza a la veterana Treja (56), quien había perseguido a la del Stud-Haras Cumeneyén. Cape Asiatic (56) cruzaba 4ª a cuatro largos de la dueña de completar la trifecta, y a su cincha La Turkilla (51) obtenía el último de los premios rentados, tal vez gracias al retiro de partidores de Bona Speed luego de que se abrieran todas las puertas del cuerpo de gateras en el momento que estaban ingresando, un papelón ya mostrado en varias oportunidades en las instalaciones de HAPSA.

Siete ganadas sobre 28 corridas dicta ahora el palmarés de la ligera zaina entrenada por Ricardo "Pichi" Ibarra, hija del noble y eficaz semental Fire Slam (USA) en madre por el también norteamericano Stormy Atlantic, quien ya se muestra ganancioso como abuelo materno.








Franco Borrego
Revista TODO A GANADOR










By:   Constanza Pulgar - De Turf un Poco



Nenhum comentário:

De Turfe Um Pouco

De Turfe Um Pouco
Imprensa Internacional