terça-feira, 8 de março de 2016

LIBEREN A STORM MAYOR

STORM MAYOR, EXPORTACION FRUSTADA PARA LA DUBAI WORLD CUP.




La verdadera historia del pingo que más perdió, por quedar enredado en los  intereses económicos de los seres humanos.


En los vaivenes de la profesión, uno se encuentra con muchas sorpresas y dentro de ellas muchas historias.  Pero ésta, la puedo contar yo, un tipo de gradas,  que tuvo la suerte de tomar, acariciar y disfrutar de los relinchos de Storm Mayor.

La primera impresión, fue emoción, todo el cuerpo recorrido por una sensación única, especial, que aún hoy no puedo clarificar.
¿Esta emoción tenía color de admiración por estar frente a un doble Pellegrini o mi emoción tenía simplemente sensación de angustia?

Ese estado que me genera recordar su historia,  de la casi venta, posesión fallida, atada a los apartados legales que impiden que su sangre se extienda, y que peor aún, lo imposibilite de disfrutar del campo aflorado.

El hijo de Bernstein supo conseguir en dos oportunidades la gema máxima consagrándose en el Gran Premio Pellegrini 2005 y 2006, primero con los kilos de Pablo Gustavo Falero y luego con Julio César Mendez, ambos de escarapelas charrúa.  Además consiguió el Gran Premio de Honor G1  y el Gran Premio Copa de Oro G1, siendo reconocido como caballo del año.

Sin embargo, cayó bajo los intereses del príncipe gordito saudí Tirki Bin Badr Bin Saoud para competir en la Dubai World Cup (G.I), cotejo que repartiría dólares, 6 millones.

Al momento de concretarse la transacción, el funcionario aduanero,  Ricardo Etchegaray vislumbró un caso de un delito de evasión fiscal por subcontratación. Las investigaciones dictaminaron que el caballo se exportaba por un valor de US$ 120.000, cuando claramente un doble ganador de Pellegrini jamás se podría vender en esa naturaleza.

En todo este enredo, el que empezaba a perder era el caballo,  quedó retenido en la aduana, y en virtud de las herramientas que le confiere a la AFIP, según la Resolución General 620/99, y a los fines de resguardar la renta fiscal, se observase ese valor por la Unidad Técnica de Verificación, se fijó un monto de garantía, para presentar para el administrado (los exportadores) sobre la base de US$ 2.000.000 como valor del S.P.C. Storm Mayor, hasta tanto concluya la investigación sobre todo el hecho.

Al no presentarse esa garantía, ni ninguna justificación sobre el precio original declarado por parte de los exportadores responsables, el caballo fue confiscado por la Aduana y trasladado a un predio donde quedó alojado bajo responsabilidad de los presentantes, y con prohibición de traslado sin la debida autorización.

Ya pasaron casi 9 años de confiscado,  todo el mundo dice que nada se puede hacer.  O quizá nada quisieron hacer, para no involucrarse en la “cancha pesada”  de la AFIP, tristemente el único que lo está pagando, es un pobre caballo, que se le pasaron los años y le cortaron la gloria.

Ahora se encuentra en un Haras hermoso, con personas hermosas,  de cálida expresión y de valores reales.  Con la misma admiración que puede sentir cualquier auténtico hombre de la profesión.  El crack está hermoso también, con sus años a cuesta,  pero con las medallas que lo hacen un ser único, con una mirada que expresa el mismo deseo que tenemos todos.

”Liberen a Storm Mayor”.

CheArielo
Locos del Turf
http://www.locosdelturf.com.ar

By: Constanza Pulgar - De Turf Un Poco

Nenhum comentário:

De Turfe Um Pouco

De Turfe Um Pouco
Imprensa Internacional