terça-feira, 28 de junho de 2016


Antonio Tasich, un historiador que dejó una huella en el periodismo hípico

Falleció a los 78 años; el recuerdo de un hombre de una sabiduría de libro abierto
  
Penny Post, el caballo del que tomaría el seudónimo. 
Para un periodista, no hay cosa más valiosa que el archivo. Y cuando los papeles no están y Google no se ocupa tanto de algunos menesteres, como los del turf, allí estaba Antonio para ofrecer su conocimiento sin vanidad, su generosidad incondicional de maestro, su pasión que arrancaba en el corazón y llegaba hasta la mente prodigiosa para almacenar datos increíbles.

Salvo los últimos cinco años, Tassitch no recurría Internet, pero su conocimiento sin más objetivo que ése (fue más lo que gastó en cientos de incunables que lo que ganó por sus servicios inhallables) y cuando uno lo llamaba por teléfono jamás oía de fondo el sonido de papeles hurgados en busca del tesoro que es pan para los cronistas, y rara vez pedía tiempo para buscarlo.

En La Nacion tuvimos la dicha de acercarle a lectores tanto o más fanáticos como él su sabiduría de libro abierto. Un almuerzo con Antonio Fontela, Miguel Martínez de Hoz y el mismo Tassitch (así nos referíamos todos a él) terminó en una nota, en 2007. Pero también estaba el detalle de que el mismo día en que Curlin ganaba la Breeders' Cup Classic aquí debutaba con triunfo una hermana paterna suya, Luján Strike, en Palermo. Y no sólo eso; agregaba Antonio: "En julio de 2005, la yegua fue vendida en 55.000 dólares en el remate de Fasig Tipton, en Kentucky, y dos meses después, en Keeneland, a Curlin le bajaron el martillo por US$ 57.000." Un registro delicioso, una perla que sólo él podía guardar en su interminable alhajero.

En Decker, la firma para la que trabajó por décadas, siguió colaborando aún jubilado. Tan alta era su dedicación de minucioso estadístico que no querían que se alejara. Nadie como él, también en la tarea diaria.
Antonio Tassitch, el hombre que amaba los oasis anuales en su querida Mar del Plata, con su familia; el historiador ad hoc en el que todos abrevamos; el Penny Post de tantos artículos, murió a los 78 años, cuando el corazón que le demandaba descanso decidió que había que cruzar el disco..

Por Gustavo S. González | Para canchallena.com

By: Constanza Pulgar - De Turf Un Poco

Nenhum comentário:

De Turfe Um Pouco

De Turfe Um Pouco
Imprensa Internacional