terça-feira, 27 de setembro de 2016


MÁRIO ROZANO: hasta siempre amigo!!!

 


Seguramente necesitabas y merecías mucho más tiempo. Para gritar los goles de tu "Matador" con la camiseta del Gremio. Para compartir otro Bento con tu gente del Cristal, para viajar al Pellegrini, al Latino, al Ramírez o al Nacional. Para caminar por la Villa Hípica de Porto Alegre, donde todos profesaban por tu humildad un respeto especial.

Sé que los seres de tu estatura –nobles, íntegros, cristalinos- sólo emprenden un viaje relativo cuando se marchan así, sin jamás irse. Porque han sembrado en su paso por esta vida una estela de espejos que reflejan la inequívoca grandeza de su alma. Si sabemos distinguirlos, al mirarnos en ellos crecemos. Y vaya si tu bondad infinita nos enseñó a vibrar.

Hace un rato me llamó Marcelo Fébula, otro al que hiciste gaúcho. "Recién me avisan, anoche falleció Mário Rozano". Y hubo un largo silencio mutuo, absoluto, alrededor de una pena tan brava. Devastadora, honda.

Dá-lhe Rossano! Amigo, hermano, colega, compañero de tribunas y de una cálida tarde de recuerdos en el Café Santo de Casa.

Luchador que al morir se despide de pie, dejando una huella perpetua de crónicas exquisitas, de libros estaduales, de noches de poesía, de sueños intactos todavía por cumplir.

Pablo F. Gallo
Revista TODO A GANADOR

By: Constanza Pulgar - De Turf Un Poco

Um comentário:

Gustavo Gonzalez disse...

Qué pena. Comparto cada palabra de Connie y Pablo. Toda charla con Mario era placentera, apasionada (por él, más que nada) y amable. En los hipódromos, claro, pero también en un taxi, en el lobby de algún hotel y comiendo en un restaurante de San Isidro o de Buenos Aires.

Un abrazo a la familia de Mario, que sepan que lo apreciamos mucho.

Gustavo González

De Turfe Um Pouco

De Turfe Um Pouco
Imprensa Internacional